Sé parte del Club. Recibí todos los meses una caja de vinos seleccionados

Tannat, la nueva apuesta calchaquí

La cepa que define el sabor de los vinos uruguayos suma fanáticos en los viñedos de altura. Veamos por qué.

Alejandro Iglesias

21 de abril de 2017

Notas:

Originaria de Madiran, Francia, la Tannat se ubica entre las variedades que siguen sumando superficie entre los viñedos argentinos. Mientras que a finales del siglo XX apenas sumaba unas cincuenta hectáreas hoy ya son 900 las que se distribuyen a lo largo del país. Para darle dimensión a este fenómeno basta comparar la extensión del Tannat con la de Cabernet Franc, la gran vedette del momento, que suma apenas una veintena más de hectáreas.

 

Otro dato curioso del Tannat en Argentina es que Mendoza, San Juan y Salta se distribuyen su producción en partes casi iguales y Cafayate es la localidad que más hectáreas concentra, unas doscientas cincuenta aproximadamente.

Otra particularidad de su cultivo en nuestro país es la ubicación de sus plantas en plena montaña, por encima de los mil metros en la mayoría de los casos, mientras que en Uruguay y Madiran, principales productores mundiales de esta cepa, los viñedos se emplazan a alturas promedio de cuarenta metros y siempre en cercanía de ríos y mares.

 

Pura personalidad. El nombre de este varietal se atribuye a una de sus principales atributos, los taninos. Fisiológicamente hay dos características que definen la personalidad de esta cepa y sus vinos. En su interior sus uvas alojan cinco semillas, una más que la mayoría de la viníferas y su hollejo es el más grueso y resistente. De aquí que el Tannat sea el varietal con mayor potencial fenólico y por lo tanto con mayor concentración tánica. Esto define el estilo de sus vinos siempre briosos, concentrados y de color profundo. Pero no solo es estructura lo que define al tannat, además es considerado el tinto más saludable ya que entre los polifenoles que concentra se destaca la presencia de resveratrol.

Un fenómeno oriental. Fueron los viticultores uruguayos los que salvaron a este varietal durante el siglo XX. Como muchas cepas, el Tannat es originario de Francia donde se cultiva en el sudoeste. Pero como sucedió con otros varietales, el Malbec por ejemplo, su popularidad fue eclipsada por los vinos de Cabernet o Merlot. Afortunadamente a finales del 1800 la cepa fue introducida a Uruguay y desde entonces se convirtió en su cepa emblemática. Hoy su cultivo se extiende principalmente a orillas del Río de la Plata y el Atlántico donde suman unas 3000 hectáreas. A diferencia de los Tannat elaborados en Argentina, los vinos uruguayos logran un balance y complejidad singular producto de la influencia oceánica que modera la maduración de los frutos en un clima de importante humedad relativa. Los suelos también son un factor determinante ya Uruguay ofrece diferentes perfiles, composiciones y orígenes que hacen a los vinos producidos en cercanías de Montevideo a los más intensos y firmes mientras que en zonas como Carmelo o Maldonado se obtiene un Tannat más ligero.

Tannat de altura. Los Valles Calchaquíes se han convertido en la región argentina más fructífera para el Tannat. Mientras que en Cuyo la cepa es un importante componente de corte a la hora de aportar color y estructura, en el noroeste argentino se le da mayor protagonismo. Cada vez son más lo varietales que llegan al mercado. “El terroir calchaquí es ideal para que el Tannat madure y brinde vinos intensos como los que se destacan en la región”, asegura Marcos Etchart, enólogo de San Pedro de Yacochuya y fanático de esta cepa. Y no es el único, Alejandro Nessman de Bodega Piattelli, Alejandro Pepa de El Esteco y Paco Puga de Porvenir de los Andes son otros que trabajan con este varietal en la misma sintonía.

 

Lo llamativo es que en el hábitat calchaquí con su clima cálido, soleado y seco, totalmente opuesto a las condiciones de Uruguay, el Tannat ofrece exquisitos resultados. En rasgos generales hay que destacar que vinificada en nuestros país la variedad brinda vino profundos y concentrados de perfil frutal y especiado.

 

Sin embargo, también se luce como partener del Malbec y el Cabernet. Sucede que en combinación con otras cepas el Tannat, a diferencia de lo que muchos imaginan, ayuda a redondear estructura y sabor. Especialmente cuando se cría en barrica ya que el roble es quizás el principal aliado de esta cepa que se beneficia de la micro oxigenación que se produce gracias a los poros de la madera. De este modo se doma su vigor para lograr vinos amables y siempre sabrosos. Basta probar vinos como Piattelli Reserve Malbec Tannat 2015 yCoquena Corte 2015 para comprobarlo.

View post on imgur.com

Oops! We could not locate your form.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ver todos

bonvivir_wine_tour_2024_mayo_0ec0644499

Llega el primer BONVIVIR Wine Tour de 2024

shutterstock_1187007010_77d24f4a08

Mujeres influyentes en el mundo del vino

shutterstock_1452929633_1_b6cb57b54b

Syrah: lo que no sabés y tenés que conocer

corchos_Apertura_1c9ff169fe

¿Qué hago con los corchos?

shutterstock_530998747_b7ded691dd

Vino en verano: ¿Frío o Helado?

shutterstock_2028093176_ddf53d5f6d

Dos cocktails con vino para disfrutar en verano

¿POR QUÉ ASOCIARME AL CLUB?