Sé parte del Club. Recibí todos los meses una caja de vinos seleccionados

Pedro Rosell lanza un espumoso único

<!DOCTYPE html><html><head></head><body><p>Como broche de oro para el 2015, Pedro Rosell nos elaboró un espumante exclusivo para nuestra Alta Gama.</p></body></html>

BONVIVIR

19 de noviembre de 2015

Notas:

 

Alejandro Iglesias

 

Pedro Rosell es un referente indiscutido a la hora de hablar de espumosos. Hace algo más de una década transformó el mundo de las burbujas argentinas y demostró que el país podía elaborar espumosos de nivel internacional.

 

Gracias a esto su nombre trascendió fronteras y hace dos meses su Cruzat Grand Millesimé, un producto que aún no sale al mercado, fue el elegido por Josep Roca para las cenas del Celler de Can Roca en Buenos Aires. Según el sommelier del mejor restaurante del mundo, “Pedro elabora vinos que emocionan y sorprenden”.

 

Iniciado en el mundo de la burbujas a los cinco años cuando bebió “el resto que había quedado en las copas de un brindis de Navidad”, hoy es chef de cave en Cruzat, la champañera boutique más prestigiosa del país. Gracias al éxito que tuvo entre nuestros socios su Cruzat Cuvee Clásico en 2014 este año nos hizo una propuesta irresistible: elaborar un cuvee exclusivo para la selección Bonvivir Alta Gama de Diciembre.

 

Durante la presentación de este exquisito vino conversamos con él esta etiqueta y el mundo de la burbujas. Una charla a puro brindis.

 

Argentina es uno de los líderes en la producción de espumosos ¿Por qué cree que se logró ese lugar?

Argentina siempre fue gran consumidor de espumosos. Desde fines del 1800 y principios del 1900 los champagnes franceses eran muy populares entre las clases pudientes. Más tarde el tango lo popularizó con sus letras y el tiempo lo convirtió en un infaltable en las fiestas y celebraciones. Si sumamos que siempre fuimos un país de alto consumo de vinos es fácil deducir que siempre consumimos bastantes espumosos.

 

¿Cómo evoluciona el segmento de espumosos en los últimos años?

Hasta hace unos años el hábito de consumir espumosos era estacional o en ocasiones festivas, sin embargo, poco a poco fue cundiendo la costumbre de extender su consumo a otros momentos. El hecho de que los aperitivos fueran más bien de graduación alcohólica alta también ayudó a que aumentara el consumo de espumosos, más finos y menos “derribantes”. Esto permitió extender el tiempo del aperitivo, por un período más largo y con más actividad social. Hoy se consume más y hasta se hacen comidas con espumosos, ya que el mayor desarrollo técnico y mejor manejo de la elaboración aumentó la paleta de productos a elegir para cada ocasión.

Por lo que podemos decir que la evolución se ve en una mayor oferta de tipos y gustos y al aumento de la calidad. El público prueba más, selecciona también más y hace más frecuente su consumo. Incluso los espumosos crecen de modo parejo en los estratos de diferente poder adquisitivo, no solo en la alta gama.

 

Por último, debe tenerse en cuenta que antes había pocas marcas y bodegas que los producían, hoy es normal que todas las bodegas tengan un espumoso en su portfolio. Ya hay más de 60 etiquetas en el mercado.

 

¿Qué cambios en el consumo y preferencias lo sorprenden?

Es bastante complicado expresar la idea de un gusto argentino, en nuestra experiencia, las ideas preconcebidas que se tenían sobre el gusto por ejemplo, de las damas, se han visto totalmente cambiadas. Para comer los gustos son más o menos homogéneos, pero a la hora del aperitivo las mujeres prefieren los Nature. Siempre, con prejuicios machistas se pensaba que les gustaban los dulces y los rosados.

 

Hoy las regiones frías de montaña definen un nuevo perfil a los vinos tintos y blancos, ¿sucede igual con los espumantes?

 

Sin ninguna duda. Los vinos de regiones con noches más frescas por la altura, dan vinos más poderosos y de aromas más finos que los de zonas bajas. En nuestros caso eso se puede comprobar en todas las etiquetas. Trabajamos con frutos del Valle de Uco principalmente y eso se traduce en intensidad, expresión y a la vez fineza.

 

Esta año contamos con una etiqueta elaborada por usted, exclusiva para Bonvivir, ¿qué características tiene este producto y cómo recomienda disfrutarlo?

 

Cruzat Cuveé Especial Brut es un espumoso exclusivo a partir de vinos bases de Pinot Noir y Chardonnay del Valle de Uco. El corte es 70 % Pinot Noir y 30% Chardonnay. El método de elaboración, como para todos los vinos Cruzat, es el tradicional de segunda fermentación en botella. En este caso lo criamos dos años sobre levaduras en tanque más dos años en contacto con las lavaduras en botella. El dosaje de azúcar en el momento del degüello fue de 6 gramos por litro y el licor de expedición está hecho con espumosos muy añejos, de los años 1985 a 1989, que aún conservo sobre lías. Es un espumoso poderoso y elegante. Su estructura permite consumirlo con aperitivos como mariscos y pescados crudos y cocidos pero también combina muy bien con carnes o piezas de caza con salsa. Por su estructura también se los puede añejar, las uvas y el proceso nos aseguran buen potencial.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ver todos

tallermitosdelvinojpg_8c9d622249

¿Cuáles son los principales mitos del vino?

Bodega_Argentojpg_d20b8a90b1

Vino orgánico en Argentina

seleccion3jpeg_5560e21d0d

Cómo elaborar un vino tinto

Gustavo_Bertagna_Benmarco_Harvest_Selectionjpg_1d780d583d

Benmarco Harvest Selection, un SINGULAR memorable

Terra_Camiare2jpg_a6dde6ab54

Terra Camiare, la apuesta fuerte del vino cordobés

La_Florita_Aperturajpg_9875cd2121

“El Peral es una región con capacidad de ofrecer vinos únicos”

¿POR QUÉ ASOCIARME AL CLUB?