Sé parte del Club. Recibí todos los meses una caja de vinos seleccionados

Elisabeth Checa, la grande dame del vino argentino

<!DOCTYPE html><html><head></head><body><p>Llega la 8va edición de Los Buenos Vinos Argentinos, una guía con el sello inconfundible de Elisabeth Checa.</p></body></html>

BONVIVIR

6 de diciembre de 2014

Notas:

 

Por Alejandro Iglesias

 

Ya se encuentra disponible en las principales librerías la edición 2015 de Los Buenos Vinos Argentinos, la reconocida guía de vinos realizada por la prestigiosa periodista Elisabeth Checa, con la colaboración de la sommelier Paz Levinson.

 

Una guía práctica, ágil y amena que llega a su 8va edición y es considerada una herramienta de compra indispensable para el consumidor, tanto para lectores avezados y para quienes recién se inician.

 

En esta ocasión Elisabeth Checa tuvo la enorme tarea de seleccionar más de 350 etiquetas, entre vinos, champañas y aceites de olivas sobre 560 propuestas.
Pero no solo notas de cota encontraremos en sus páginas sino también notas de interés periodístico como: Vino argentino en mercado francés, Cuestión de gusto, Tintos de verano, Blancos de invierno, Torrontés, el blanco más antiguo, Platos y vinos: los acuerdos perfectos, El jugo de la aceituna y mucho más que Malbec y Torrontés.

 

Aprovechamos la reciente presentación de la guía para conversar con Checa y conocer más sobre su nueva edición.

 

¿Cómo haces tú guía de vinos?

Desde hace 8 años con Editorial Vocación, antes hice un par para Cuisine & Vins y una muy larga con Miguel Brascó y Martin Cuccorese, amigos queridos que ya no están.

Pido a las bodegas, a través de la Editorial, no todos sus vinos, sino los que más me interesan porque los he probado durante el año, novedades, o nuevas cosechas. Cato con un asistente o un sommelier dos veces por semana, unos 60 o 70 vinos. Elijo y recomiendo los que me gustan, sin poner puntuación, la elección es ya una puntuación. Es una guía de compras para el consumidor local y creo que no interesa poner puntajes. El puntaje puede variar según el día y tu estado de ánimo. Sí señalo los precios, sin especificar, por razones obvias, solo con signos. No incluyo vinos de precio muy alto. Los vinos argentinos son cada vez mejores, podría recomendar todos.

 

Tu estilo de descripción es muy particular, ¿qué te inspira a la hora de escribir cada etiqueta?

No soy sommelier, soy una periodista viajera que comunica platos, lugares y vinos. Me gusta contar historias. Aspiro a otros lenguajes. Otro tipo de asociaciones, comparo a veces con música o alguna referencia literaria, me gusta mucho la música y soy lectora, igual recurro a los descriptores conocidos. Eso sí, siempre sugiero un acuerdo de el vino con un plato. El vino es para comer.

 

¿En esta oportunidad con quién cataste y compartiste el trabajo? ¿Cómo fue la experiencia?

Desde hace tres años me ayuda Ezequiel Narbaitz, un sommelier muy serio que se esta lanzando a escribir. Las últimas dos ediciones las había hecho junto a Paz Levinson, mejor sommelier de Argentina, pero ella ahora vive en París. De todos modos cató y describió algunos vinos allá. Pero la mayoría debía describirlos yo y a veces es engorroso y aburrido escribir sobre tantos vinos sin repetirse por lo que Ezequiel fue de gran ayuda.

 

¿Qué destacas de los vinos catados?

El equilibrio, felizmente ya no son súper concentrados, con mucho alcohol, pesados. Destacó la apuesta a la elegancia.

 

Además de buenos vinos, ¿qué más encontraremos en la guía?

Algunas notas periodísticas, creo que lo hacen más ameno y una actualización de los varietales. Paz escribió dos notas sobre la percepción que tienen en Francia de los vinos argentinos y una entrevista con Henri Parent, hijo de Catherine Pére- Vergé, de Monteviejo. El resto son notas mías. También, como desde hace dos años, incluyo un capitulo donde recomiendo aceite de oliva y los espumantes tienen un capítulo especial.

 

Por último, ¿Cuáles crees que son las tendencias entre los vinos argentinos de hoy?

Personalmente lo que más me interesa es la creatividad y la libertad de los enólogos jóvenes como Sebastián Zuccardi, con sus vinos de montaña, las exploraciones de los Michelini, o los vinos de Matías Riccitelli entre otros. También la búsqueda y el descubrimiento de nuevos terruños como los vinos de Trapiche en Chapadmalal, algunos en Córdoba, Jujuy o en la Provincia de Buenos Aires. Me parece fundamental la importancia que adquieren los suelos. Hay una tendencia a elaborar vinos donde se aprecia más la mineralidad, que la fruta explosiva. Los vineros argentinos amantes incondicionales de la madera están dejando de serlo, ahora les gusta más el vino que la madera.

Los Buenos Vinos Argentinos 2015 tienen un total de 224 páginas, está disponible en librerías de las principales ciudades del país y supermercados. Su precio es de $ 170 y sin dudas es un regalo ideal para cualquier enófilo en estas fiestas.

 

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ver todos

tallermitosdelvinojpg_8c9d622249

¿Cuáles son los principales mitos del vino?

Bodega_Argentojpg_d20b8a90b1

Vino orgánico en Argentina

seleccion3jpeg_5560e21d0d

Cómo elaborar un vino tinto

Gustavo_Bertagna_Benmarco_Harvest_Selectionjpg_1d780d583d

Benmarco Harvest Selection, un SINGULAR memorable

Terra_Camiare2jpg_a6dde6ab54

Terra Camiare, la apuesta fuerte del vino cordobés

La_Florita_Aperturajpg_9875cd2121

“El Peral es una región con capacidad de ofrecer vinos únicos”

¿POR QUÉ ASOCIARME AL CLUB?