El evangelizador del Malbec

Pieza clave de la revolución vitivinícola a mediados de los noventa en nuestro país, Paul Hobbs se prepara para celebrar veinticinco años de su primera visita.

Alejandro Iglesias

3 de abril de 2013

Notas:

PorAlejandro Iglesias, sommelier

 

Cuando Paul Hobbs pisó por primera vez suelo mendocino las cosas eran muy diferentes. El número de bodegas y etiquetas quizás era una décima parte de la oferta actual y nuestros vinos poco se conocían en el mundo.
Por su parte él ya era uno de las figuras mas sobresalientes de la pujante vitivinicultura estadounidense donde su labor junto a la familia Mondavi lo ubicaba entre los mejores winemakers del planeta.

 

Hoy, a casi veinticinco años de su debut en Mendoza Hobbs posee bodega propia en Luján de Cuyo con vinos emblemáticos para los amantes del Malbec, acaba de obtener su DNI argentino y espera un hijo con su esposa argentina. Todo esto lleva a pensar que Paul para muchos en breve será Pablo.

 

Su llegada. Con aquel escenario y un curriculum envidiable Paul Hobbs llegaba a la Argentina con la tarea de cambiar las cosas, al menos para esto lo había convocado Nicolás Catena. Su principal tarea era desarrollar en Mendoza un Cabernet Sauvignon y un Chardonnay de nivel mundial para desembarcar en los mercados internacionales. Una tarea que cumplió como parte del plan de Catena para mostrar el potencial de los vinos mendocinos al mundo.

 

Pero en aquella ocasión Hobbs descubriría una cepa que cambiaria su visión del país, el Malbec. A pesar que por aquel entonces nuestra actual cepa emblemática carecía del prestigio que la convirtió en una de la vedettes de la góndola Hobbs entendió el potencial que había en ella y puso manos a la obra junto al equipo de expertos de Bodegas Esmeralda para lograr con la francesa vinos de calidad superlativa que no tardarían en triunfar en Estados Unidos.

 

Embajador. Cuando le propuso a Catena enfocarse en el Malbec muchos lo miraron con cara rara mientras otros no lo tomaron en serio. Por lo tanto el plan seguiría adelante solo si él mismo se encargaba de importarlo a Estados Unidos, distribuirlo y promocionarlo, de aquello recuerda “es vital dar la cara detrás de un vino y en aquel momento yo era conocido en el mercado de Estados Unidos pero Argentina y su Malbec no”. Pero en su relato se puede notar que tenia plena confianza que el vino se defendería por si solo ante el consumidor. Claro eta que el resto de la historia es fácil de imaginar con el Malbec posicionado como una cepa que “gusta mucho en Estados Unidos y varios lugares del mundo. El Malbec ya se gano su espacio y por eso hoy la gente busca saber mas de él”.

 

Cuestión de origen. Desde hace unos años la vitivinicultura argentina se embarcó en el estudio de los terruños a fin de encontrar diferentes expresiones del Malbec y en este sentido Hobbs no se quedó atrás, incluso se trata de uno de los asesores involucrado en mayor cantidad de bodegas desde Salta hasta la Patagonia. “En cuanto a los terruños debemos ser claros para el consumidor. Esto ya es complejo para el argentino, imagínenlo para un estadounidense o un europeo.” Es por esto que su idea sobre el desarrollo de denominaciones de origen o apelaciones cada año que pasa es mas solida y hasta necesaria. “Es el momento de comenzar no solo a profundizar los conocimientos sino también de ponernos de acuerdo en lo que debemos decir. Hay mucha confusión respecto de los terruños y al consumidor debemos ayudarlo no marearlo”.

 

Con el Malbec bajo el brazo. Luego de trabajar durante unos años con Catena Hobbs se asocio con Andrea Marchiori y Luis Barraud para dar vida a Viña Cobos, su bodega mendocina famosa por sus Malbec de alta gama. Con estos vinos se convirtieron en los primeros en vender un Malbec en Estados Unidos por encima de los USD100 así como también en alcanzar los 99 puntos de Robert Parker, un logro aun no superado por ningún vino americano. SI igualado. De este modo el solo hecho de mencionar a Paul Hobbs para muchos es hablar de grandes Malbec.

 

Este reconocimiento no solo lo convirtió en uno de los asesores mas demandados en Argentina sino también por emprendimientos que aspiran a lograr buenos vinos a partir de la misma cepa. “Actualmente estoy trabajando con Malbec en Armenia, Canadá y lógicamente en Cahors (cuna francesa del Malbec) con el Cot”.

 

Realmente sorprende conocer del interés que despierta el Malbec en el mundo y también la posibilidad de nuevos competidores pero ante esto Hobbs es claro, “el Malbec se ha convertido en una categoría que le pertenece a Argentina. Todos los que produzcan Malbec no harán mas que revalidar la corona Argentina”.

 

Igualmente la pregunta clave es ¿y qué tal son esos Malbec? “en general los resultados son muy buenos aunque diferentes, el Malbec Argentino tiene una identidad ya por todos conocida que no se encuentra en otros terruños. En Cahors se logran vinos mas potentes aunque con un perfil mas europeo que ya tiene sus seguidores.”

 

Enamorado de Mendoza. En alguna ocasión fue el mismo Hobbs quien nos confesó que si bien al principio muchos pensaban que estaba loco por invertir en Argentina luego mucho lo llamaban para confiarle su dinero y preguntarle donde iniciar una nueva bodega. Pero lógicamente que esos tiempos cambiaron y quizás la inversiones ya no llegan como hace unos cinco años. “Es cierto, el arribo de inversiones se vio afectado en los últimos tiempos pero no es definitivo. Aun muchos piensan en invertir en Argentina, mas aun si llegan al país. Argentina enamora y mas allá de todo terminan por invertir”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ver todos

Malbec_World_Day_2024_ca5fef4b59

Radiografía del Malbec argentino

shutterstock_1187007010_77d24f4a08

Mujeres influyentes en el mundo del vino

BODEGA_ANDELUNA_9936844277

Andeluna Winery Lodge, hospedaje deluxe en Gualtallary

shutterstock_1975022624_8e6813fe9d

Libros para amantes del vino

Guia_MICHELIN_Buenos_Aires_y_Mendoza_foto_5_b6a6bf0da9

Argentina ya cuenta con 8 estrellas Michelin

DOC_Lujande_Cuyo_7fa95b8799

DOC Luján de Cuyo: cuando el origen hace diferencia

¿POR QUÉ ASOCIARME AL CLUB?