Descorchando la agenda 2016

<!DOCTYPE html><html><head></head><body><p>El nuevo año renueva tendencias en torno al mundo vínico. ¿De qué hablaremos los próximos meses?</p></body></html>

Alejandro Iglesias

17 de febrero de 2016

Notas:

 

Cada año tiene su agenda en materia vitivinícola. Ya sea por cuestiones climáticas, económicas o de mercado los temas se renuevan con cada vendimia. Por lo tanto, es siempre importante estar atento a los temas más relevantes de la industria y éstos prometen dar el puntapié del 2016.

 

Mundial de sommeleirs. Por primera vez, Argentina será sede del certamen que elije al mejor sommeleir del mundo. El evento tendrá lugar Mendoza del 15 al 20 de abril y promete convocar a representantes de más de sesenta países además de ciento de personalidades muy influyentes par el negocio. Durante los cinco días que muchos de estos profesionales estarán en la tierra del vino descubrirán los secretos mejor guardados de nuestra vitivinicultura, una gran oportunidad para difundir la calidad de los vinos locales y los atractivos de los caminos del vino argentino. Además, nuestro país por primera vez estará representado por dos sommeleirs de primer nivel mundial, Paz Levinson y Martín Bruno, ambos entre los favoritos para quedarse con el tan preciado título.

 

A la conquista de la tierra del Malbec. Durante este año leeremos y escucharemos mucho del trabajo que varios enólogos locales están realizando en la región francesa de Cahors, cuna del Malbec. Con 4000 hectáreas este rincón del sudoeste francés es la segunda región del mundo con mayor superficie para nuestro cepaje de bandera. Allí el equipo técnico de Altos Las Hormigas, el enólogo mendocino Leo Borsi y el reconocido winemaker Paul Hobbs están desde hace unos años asesorando a productores que tras el éxito de la cepa en nuestro país buscan recuperar el prestigio del que alguna vez gozó esta región. Este camino inverso o vuelta al origen tienta a muchos profesionales más ya que es un modo de entender aún más al varietal y su potencial en diferentes terruños.

 

Bag in box. En un año que promete ser agitado en materia económica, el envase multilaminado de 3 o 5 litros se candidatea como nuevo favorito de los consumidores. Tras un 2015 en el que se quintuplicaron sus ventas, muchas bodegas aseguran estar listas para sumar esta nueva presentación. Por su parte, el consumidor ya dio su aprobación y cada día es más habitual encontrar estas cajas que contienen bolsas con grifo en el interior. Sin es para que el consumo no disminuya, bienvenido.

 

A lo concreto. Hace unos años que en la industria se habla del retroceso de la barrica o de la utilización de roble usado o con menos protagonismo en los vinos. Durante el mismo tiempo se comenzó a hablar de los huevos de hormigón y del regreso de las piletas, ánforas y hasta tinajas de concreto en remplazo de los recipientes de roble. Tras la aparición de diversas etiquetas que recurren a este antiguo recurso y triunfan en el mundo, la industria se dispone a seguir reemplazando las barricas por el concreto. El resultado, según los conocedores, serán vinos más ligeros, frescos y francos.

 

Microterruños. Así como en los últimos años el foco de la industria estuvo en identificar terruños frescos dónde obtener frutos ideales para elaborar vinos ligeros y expresivos, 2016 será el año para identificar cuáles son las regiones que arrojaron los mejores resultados. Del mismo modo que sucede en el viejo mundo, la industria vínica argentina propone identificar, delimitar y proteger fincas y microrregiones mediante el sistema local de Indicaciones Geográficas. A las ya existentes las bodegas esperan sumar Gualtallary, Chacayes y San Pablo en Valle de Uco mientras se suman estudios de suelos y clima de otros rincones para aumentar el número. De este modo el dónde se convierte definitivamente en el factor de calidad determinante, un rol que hasta hoy ocupaban los varietales, las bodegas o los nombres de algunos winemakers.

 

Rosados deluxe. Así como el 2014 fue un gran año para los espumosos y el 2015 llevo al estrellato a varios blancos, el año que comienza podría ser el de los rosados. Ya no se trata solo de vinitos elaborados con la sangría de los grandes tintos sino que ya son diseñados desde la primavera en el viñedo. Así se obtienen vinos de colores asalmonados y rosa chicle que ofrecen ligereza y frescura en paladar con aromas de fruta fresca, cítricos y flores. Verdaderos encantos que se pueden disfrutar en verano o en compañía de platos delicados durante todo el año.

 

Más cepas por descubrir y recuperar. En el mundo del vino las novedades demandan años. Más a la hora de apostar por cepas novedosas o recuperar viejos viñedos. Dos cosechas para asegurar la consistencia del vino y el viñedo, meses de estiba y esperar el momento indicado para el lanzamiento hacen que la cuenta para lanzar un nuevo vino nunca sea menor a dos años. Por esto mismo a veces se pierde el efecto sorpresa. De todos modos el 2016 dará como fruto cierto auge por la Garnacha, una cepa ideal para los climas cálidos que comienza a cultivarse en Mendoza. Ya hay algunos en el mercado que vale la pena descubrir. El puntapié que dieron en San Juan con las Criollas es otro fenómeno que durante los próximos meses tendrá sus ecos en diferentes rincones del país mientras que los Moscateles prometes seguir avanzando en el mercado y no solo en versión blanco sino también rosado y tinto. Se vienen años de diversidad y diversión para el paladar.

 

El año del Cabernet. Tras dos décadas de protagonismo del Malbec y el ascenso del Cabernet Franc, este podría ser un gran año para el rey tinto, el Cabernet Sauvignon. Muchos de los microterruños más reputados del momento dan como resultado grandes vinos a partir del cepaje ícono de Burdeos y los enólogo los escatiman elogios para hablar de los vinos que esperan presentar en breve.

 

La economía se sienta a la mesa. Con los cambios que significaron para la industria la devaluación del peso y la cancelación a las retenciones a la exportación, el 2016 podría ser el puntapié de un nuevo auge exportador de la industria y el regreso a épocas de bonanza e inversiones en el sector. Por lo pronto las bodega vuelven al ruedo internacional con vinos que sin dudas dejaran a muchos con la boca abierta. Además, El mismo fenómeno que reactivaría las exportaciones se presenta como un oportunidad para que los vinos del mundo regresen a la góndola local. Luego de años en los que la importación de vinos no aseguraba buenos retornos varias empresas internacionales se disponen a llegar con su vinos al país. Una oportunidad que los wine lovers esperaban para ampliar su horizonte sensorial.

 

Una cosecha desafiante. En Mendoza, centro neurálgico de la vitivinicultura argentina, la campaña 2015-2016 fue marcada a fuego por las lluvias y un clima húmedo. Para muchos el mayor desafío desde la terrible cosecha de 1998. A los fenómenos climáticos se sumaron cuestiones económicas que complotaron contra la sanidad de muchos viñedos lo que se traducirá en menor cantidad de uvas y precios elevados para la materia prima principal de la industria. En cuanto a la calidad muchos enólogos son optimistas aunque aun queda tiempo para terminar la recolección de frutos. Por su parte, el noroeste y Patagonia atravesaron una temporada favorable y aseguran una gran calidad para los vinos del año.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ver todos

100bodegassanisidro20221jpg_e7ac9c7e83

100 bodegas, mucho más que una feria de vinos

Wine_News_Spt20211jpg_630243ad49

Wine News de primavera

Cabernet_Sauvignondayjpg_d3828eb4b1

A celebrar el Día del Cabernet Sauvignon

shutterstock1848840157jpg_e27660c40c

Degustaciones Online de Junio

Chachingo2020jpg_e83e421319

Llega Chachingo “Online” Fair

Premium_Tastingat_Homejpeg_5d781d0180

Premium Tasting at Home

¿POR QUÉ ASOCIARME AL CLUB?