Sé parte del Club. Recibí todos los meses una caja de vinos seleccionados

Clásicos & Modernos

Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot nunca pasan de moda. Son las variedades de uva tinta más difundidas del mundo y con ellas se elaboran los famosos Grand Cru.

Verónica Gurisatti

11 de junio de 2010

Notas:

Por Verónica Gurisatti, sommelier.

Burdeos es más que un famoso territorio vitivinícola. Es el símbolo del gran vino y el ícono de los blends. Es la denominación más conocida y más grande de Francia y allí, según las diferentes comunas, los distintos criterios de producción y las múltiples recetas familiares transmitidas de generación en generación, se combinan sabiamente las cinco uvas tintas propias de la región: Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Malbec y Petit Verdot.
Tanta trascendencia tuvieron estos tintos fuera de Francia que todo el mundo trata de imitar su estilo y calidad. En cualquier país del mundo cuando se quiere elaborar un gran vino, se intenta reproducir lo que se hace en Burdeos. Sin embargo, durante los últimos años muchos países siguieron la tendencia mundial por los varietales y desde hace más de una década se están produciendo vinos lo más lejos posible del tradicional “estilo Bordeaux”.
La moda la impusieron los productores de Estados Unidos como herramienta para simplificar conceptos, ya que los varietales son el primer escalón en la interpretación de un vino: la expresión simple de la fruta, su estructura y su terroir. La Argentina tiene una larga historia en el arte de los blends, pero el auge de los varietales surgido en los noventa cambió el rumbo y la gran mayoría de las bodegas prefirió seguir el ritmo del mercado.

El Malbec es el cepaje fino más cultivado en la Argentina y produce nuestro tinto más emblemático. Aunque es originario del sudeste francés, dónde se elabora como varietal en la zona de Cahors, los expertos internacionales coinciden en que el Malbec argentino es el mejor del mundo.
A nuestro país llegó a mediados del siglo XIX y comenzó a cultivarse en forma intensiva por su sanidad, vigor y capacidad de producir buenos vinos. Se adaptó muy bien a todas las zonas vitivinícolas pero en Mendoza, especialmente en Luján de Cuyo y Valle de Uco, alcanzó su plenitud. Se destaca por sus aromas a ciruelas, su sabor dulce y su paladar aterciopelado.
Al Cabernet le dicen el Rey de los Cepajes por su poderosa personalidad y porque produce algunos de los tintos más deliciosos del mundo. Originario de Francia y exitosamente cultivado en todo el universo vitivinícola, es el paradigma del vino tinto con cuerpo y robustez.
Fácil de entender pero difícil de imitar, su sabor siempre se puede reconocer se plante donde se plante. En nuestro país, no tiene problemas para crecer en casi ningún rincón del territorio y se lo encuentra desde Salta hasta Río Negro. Además, es capaz de madurar durante años sin perder su estirpe y de fascinar tanto a paladares principiantes como a los más exigentes.
El Merlot es famoso por ser parte de los tintos más codiciados del mundo. Originario del sudoeste de Francia, es la segunda uva tradicional y en importancia de Burdeos y en Sain ?milion y Pomerol llegó a su plenitud. Se parece al Cabernet pero con menos taninos, estructura y acidez.
La mayoría no necesita envejecimiento en botella, aunque algunos adquieren complejos y delicados matices. Actualmente experimenta un gran auge en Italia y algunos países del este de Europa, en Chile es la uva estrella y en nuestro país logró un excelente desarrollo en el Alto Valle de Río Negro (Patagonia), en Luján de Cuyo y en el Valle de Uco (Mendoza).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ver todos

Malbec_World_Day_2024_ca5fef4b59

Radiografía del Malbec argentino

shutterstock_1187007010_77d24f4a08

Mujeres influyentes en el mundo del vino

BODEGA_ANDELUNA_9936844277

Andeluna Winery Lodge, hospedaje deluxe en Gualtallary

shutterstock_1975022624_8e6813fe9d

Libros para amantes del vino

Guia_MICHELIN_Buenos_Aires_y_Mendoza_foto_5_b6a6bf0da9

Argentina ya cuenta con 8 estrellas Michelin

DOC_Lujande_Cuyo_7fa95b8799

DOC Luján de Cuyo: cuando el origen hace diferencia

¿POR QUÉ ASOCIARME AL CLUB?