Sé parte del Club. Recibí todos los meses una caja de vinos seleccionados

20 términos para describir un vino

<!DOCTYPE html><html><head></head><body><p>¿No entendes las notas de cata? ¿No sabes cómo expresar lo que hay en tu copa? Practica con estos términos.</p></body></html>

Alejandro Iglesias

18 de febrero de 2016

Notas:

<!DOCTYPE html>



La descripci&oacute;n de vinos se convirti&oacute; en un g&eacute;nero literario en si mismo. Est&aacute;n las descripciones precisas, otras casi novelescas y algunas dignas de la ciencia ficci&oacute;n. Pero lo cierto es que describir lo que bebemos no debe tornarse complicado. La clave es expresar qu&eacute; percibimos de forma tal que nos entiendan. Sin embargo, hay que tener en consideraci&oacute;n que existe un glosario profesional y otro que responde a las tendencias y a ciertos modismos.

Hoy repasamos veinte t&eacute;rminos que todo wine lover debe conocer pero ante todo saber cu&aacute;ndo y c&oacute;mo utilizarlos.

Austero: es uno de los descriptores m&aacute;s valorados por los profesionales. Se usa para aquellos vinos que expresan sin distorsiones el car&aacute;cter varietal de las uvas y su origen o aquellos en los que la elaboraci&oacute;n no desvirt&uacute;a su naturaleza.

Balanceado: es el estado ideal de un vino en boca y significa que sus atributos (alcohol, taninos, acidez, fruta y dulzor) est&aacute;n en armon&iacute;a.

C&aacute;lido: el alcohol en boca despierta sensaciones t&aacute;ctiles y psudot&eacute;rmicas, cuando su presencia est&aacute; por encima de lo ideal se puede sentir cierta calidez que llega a desbalancear el paladar.

Carnoso: el cuerpo del vino, su peso y textura deben ser descriptos y este t&eacute;rmino se utiliza con aquello de buena presencia y cuerpo.

Complejo: es un vino que re&uacute;ne caracter&iacute;sticas excepcionales con sus aromas y sabores. Adem&aacute;s debe ser arm&oacute;nico y elegante.

Expresivo: no todos los vinos se la hacen f&aacute;cil a los sentidos. Algunos huelen mientras otros apenas se hacen notar. Idealmente es bueno que un vino permita disfrutar de sus aromas y cuando su caudal arom&aacute;tico lo facilita se lo destaca con este t&eacute;rmino.

Filoso: la acidez es uno de los atributos m&aacute;s importantes ya que es responsable de la frescura. En algunos vinos este sabor es m&aacute;s intenso que en otros y el punto m&aacute;ximo, tolerable, es cuando imprime una sensaci&oacute;n t&aacute;ctil que parece cortar a su paso.

Franco: expresi&oacute;n siempre positiva. En primer lugar da cuenta de un vino sin defectos y a la vez que tanto sus aromas como su sabor van en una misma l&iacute;nea.

Gastron&oacute;mico: el vino es un alimento y si bien este t&eacute;rmino puede parecer redundante, los cierto es que se utiliza en aquellos vinos que re&uacute;nen las condiciones para acompa&ntilde;ar diversos estilos de cocina o se disfrutan mejor con un plato delante.

Graso: este descriptor se refiere a la textura del vino. As&iacute; como est&aacute;n aquellos que fluyen ligeros y lineales otros despliegan una untuosidad a su paso, como aceitosa o grasa acompa&ntilde;ada de buen sabor.

Jugoso: tintos j&oacute;venes y expresivos con buena acidez y sabor. Son vinos que llenan el paladar y gustan. Generalmente destacan por su perfil frutal.

Largo: un vino debe dejar su sabor en boca por un buen tiempo. Si la sensaci&oacute;n que imprime es agradable y prolongada entonces se debe destacar. Lo ideal es que su sabor supere los diez segundos en permanencia. 

Lineal: cuando un vino ataca el paladar con buena frescura y fluir ligero realiza un recorrido directo al final de boca. All&iacute; se expresa y realza sabores. Es decir que son vinos fluidos y vivaces. 

Mineral: es un t&eacute;rmino que despierta pol&eacute;micas. Algunos lo usan con los vinos con aromas de asfalto h&uacute;medo, grafito o cemento fresco. Otros para describir la textura cu&aacute;ndo deja un efecto semisecante o polvoriento como al borrar un pizarr&oacute;n, sensaci&oacute;n de tiza.

Nervioso: no siempre la acidez es una virtud. Cuando se convierte en una molestia se puede recurrir a esta expresi&oacute;n.

Piracina: m&aacute;s que un descriptor es un compuesto arom&aacute;tico. Sin embargo, se lo menciona a la hora de describir el perfil especiado de un vino, principalmente cuando este recuerda al pimiento verde fresco.

Plano: se utiliza con los vinos que carecen de nervio en boca, es decir, acidez baja y poco car&aacute;cter. Vinos que pasan por el paladar como si nada.

Profundo: este t&eacute;rmino se puede usar para describir el color de un vino cuando &eacute;ste es concentrado y oscuro o bien para referirse a aromas penetrantes e intensos.

Vers&aacute;til: ideal para hablar de vinos que pueden desempe&ntilde;arse bien en diversas situaciones, por ejemplo, con carnes rojas o pastas, junto a un plato principal o durante la sobremesa, etc. Es un atributo siempre positivo.

</body>
</html>

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ver todos

Malbec_World_Day_2024_ca5fef4b59

Radiografía del Malbec argentino

shutterstock_1801887349_e5eb74a40f

¡Tiempo de cosecha, tiempo de fermentación!

shutterstock_320746775_737b534939

Por qué comenzó la vendimia

shutterstock_1187007010_77d24f4a08

Mujeres influyentes en el mundo del vino

shutterstock_1452929633_1_b6cb57b54b

Syrah: lo que no sabés y tenés que conocer

shutterstock88745884jpg_a4900ecd60

Feliz día del Trabajador Vitivinícola

¿POR QUÉ ASOCIARME AL CLUB?